SensorTack® reparación sensores de lluvia y luz parabrisas
FAQs SensorTack® 1 reparación sensores lluvia y luz de PMA/TOOLS

Preguntas y respuestas:
SensorTack® 1

¿Cómo puedo saber qué sensores pueden repararse con el gel SensorTack® 1?

En nuestra tienda online aparece la información en el texto del artículo. Además la SensorTack® App le mostrarán los vehículos que pueden repararse con SensorTack® 1.

¿Pueden repararse otro tipo de sensores con SensorTack® 1?

Sí, SensorTack® 1 puede usarse para todos aquellas unidades ópticas que vayan rellenadas con gel. Puede usarse para sensores grandes redondos así como para sensores redondos pequeños y/o en sensores en forma de gota.

¿Cuántos sensores pueden rellenarse con el contenido de una jeringuilla?

Con el contenido de una jeringa puede rellenarse un sensor redondo grande. Con sensores pequeños como por ejemplo Audi, Toyota, VW… pueden rellenarse hasta tres ya que requieren un tercio del contenido aproximadamente.

He reparado un sensor pequeño. ¿Qué hago con el resto del gel restante en la jeringuilla?

Retire la boquilla mezcladora y tape la jeringa con la tapa. El gel que quede en la jeringuilla puede volver a usarse ya que los componentes no se han mezclado. La boquilla no puede volver a usarse. Es por eso que ofrecemos las boquillas mezcladoras en bolsitas de 10 unidades. Nº -art. 133601208-10.

El gel no se seca lo suficientemente rápido. ¿Por qué razón?

En ocasiones, especialmente cuando se trabaja con temperaturas bajas, inferior a los 15 ºC, el gel necesita algo más de tiempo para curar, por lo que éste debería ser calentado para acelerar el proceso de secado. Es por esta razón que aconsejamos nuestra caja térmica. Nº -art. 133601210.

¿Cuándo ha secado completamente el gel SensorTack® 1 y cómo puedo comprobarlo?

Si trabaja con la caja térmica el proceso de secado va de 6-8 minutos a temperatura ambiente de 20 ºC. A temperaturas inferiores a 15 ºC el tiempo de secado es más largo. Se recomienda esperar de 10-15 minutos. Para comprobar si el gel está seco, toque con cuidado la superficie en el borde del sensor con un objeto limpio como la punta de un destornillador.

¿Necesito la caja térmica SensorTack®?

Se recomienda usarla ya que no solo sirve para calentar el sensor, sino también para mantenerlo nivelado a la hora de rellenarlo y protegerlo de posibles contaminaciones como es el polvo.

Cuando se cierra la tapa de la caja térmica toca el sensor. ¿Por qué?

Verifique que la tapa negra protectora de la unidad óptica o de la unidad de control del sensor se ha quitado. En caso contrario, el sensor sea tocará al querer cerrar la tapa.

El gel se ha extendido sobre la lente del sensor. ¿Por qué?

Esto podría ser causado por varias razones:

Durante el proceso de rellenado, la superficie donde se ha colocado el sensor no estaba nivelada y el gel se ha derramado. Recomendamos nuestra caja térmica que no solo calienta el sensor sino que también sirve de nivel. Tal vez habían restos del gel antiguo en el borde del sensor lo que provocaría la formación de una forma convexa mientras se rellena. Para una buena limpieza del sensor recomendamos nuestro PT 310. Quizás justo después del proceso de relleno se ha sacudido o movido el sensor sin dejar que secara.

Tengo la impresión que hay muy poco gel en la jeringuilla. ¿Es posible?

El contenido de la jeringuilla generalmente asegura que hay el suficiente gel y no menos. En el caso que una jeringuilla aparente tener menos contenido, puede ser debido por lo siguiente:

El sensor que se rellena no se ha colocado en una superficie nivelada y el gel se desplaza todo al mismo sitio dando la impresión que no hay suficiente material para rellenar el otro lado. La expulsión de aire contenido en la jeringuilla antes de su uso puede provocar que se desperdicie más gel de la cuenta. Evite desperdiciar más gel de lo debido a la hora de eliminar el aire de la jeringuilla. La jeringa no se vacía por completo. Puede que aun quede gel en la jeringuilla por utilizar. Aproveche todo el material disponible. Se ha usado una jeringuilla por segunda vez, es decir, ya usada anteriormente.

La investigación y los ensayos muestran que generalmente hay suficiente gel en las jeringuillas para asegurar un rellenado adecuado y por tanto la correcta función del sensor. Sin embargo, si por la razón que fuere se requiere de más cantidad, se podría abrir una segunda jeringuilla y rellenar el sensor al nivel deseado. Esto debe hacerse antes de que el gel empiece a secar.

Al instalar el sensor hay bolsitas de aire entre el gel y el parabrisas. ¿Es correcto?

Estas bolsitas de aire entre el gel y el parabrisas pueden afectar el funcionamiento del sensor. Las pruebas demuestran que esto puede ocurrir cuando el sensor se monta de forma plana en el parabrisas durante su instalación ya que el aire podría quedar atrapado entre la superficie del parabrisas y la del sensor. Se recomienda colocar el sensor de tal manera que sea primero uno de los lados el que entre en contacto con el parabrisas, para a continuación hacer que apoye la zona central del sensor y por último presionar para que toda la superficie entre en contacto. Las bolsitas de aire desaparecen normalmente de 1 a 30 minutos.

Veo micro burbujas en el gel durante o después del rellenado de la unidad del sensor. ¿Es correcto?

Las burbujas de aire que permanecen en el gel pueden afectar a la función del sensor. Las pruebas han demostrado que éstas pueden formarse si cuando se rellena la unidad del sensor el gel es expulsado demasiado rápido de la jeringa. Es importante aplicar el gel de forma lenta y uniforme. Por lo general, las burbujas restantes se disolverán después de 1-2 horas desde la aplicación. También pueden formarse burbujas si ya había aire en la jeringa. Esto puede ser fácilmente expulsado mediante la colocación de la jeringa en una posición vertical durante unos minutos para permitir que las burbujas se eleven a la parte superior. A continuación, con un poco de presión sobre el émbolo, se puede expulsar el aire de la jeringa a través de la boquilla mezcladora. También las burbujas de aire pueden formarse cuando la unidad del sensor antiguo se ha limpiado con un limpiador a base de alcohol, antes del rellenado. El gel puede llegar a ser sensible al alcohol y por lo tanto recomendamos esperar al menos 5 minutos una vez limpiado. Se recomienda usar un limpiador sin alcohol. Temperaturas superiores a los 30 ºC también pueden provocar burbujas de aire. Uno de los métodos para ayudar a eliminar burbujas de la superficie es soplar suavemente, ya que esto puede ayudar a deshacerlas.

Las patas ajustables de la caja térmica se sueltan, ¿por qué?

Las patas de la caja térmica se pueden ajustar en altura y deben ser apretadas después de cada uso. De otra manera éstas se podrían aflojar durante su transporte debido a vibraciones o golpes.

La caja térmica no se calienta. ¿Cuál es el motivo?

Al utilizar 12V, el encendedor de cigarrillos en algunos vehículos sólo funcionará con el encendido activado. Se suministra un cable adaptador alternativo que se puede conectar directamente a la batería. Nº -art. 133601212.

Cómo almacenar el SensorTack® 1.

El SensorTack® 1 debería mantenerse en un lugar seco y fresco a temperaturas entre 15 y 25 ºC.

¿La reparación del sensor afecta en su correcto funcionamiento?

SensorTack® 1 no debería afectar a la función óptica del sensor ya que el gel ha sido formulado teniendo en cuenta las especificaciones OEM y verificado previamente. Así pues, el sensor debería funcionar de forma correcta. Es importante realizar una prueba en el sensor original antes de quitar el parabrisas (mediante el uso de agua para poner a prueba los limpiaparabrisas y cubriendo el sensor para comprobar las luces) para confirmar que todas las funciones trabajan correctamente. Si el sensor no funcionara después de la reparación entonces será necesario el uso de un equipo especialista para comprobar el error y volver a activar la función afectada.

Diferencias entre SensorTack® 1, 2, Ready+ y Ready+ Plus.

Cada producto ha sido diseñado para ofrecer una solución de reparación individual para la mayoría de vehículos.